Nuestros tratamientos faciales

 

Tratamiento de Fotorejuvenecimiento.

 

     A diferencia de lo que mucha gente piensa, el vello facial también es fotodepilable. La única zona de la cara que no puede depilarse es la parte inferior de la ceja ya que el párpado es una piel más sensible y esta extremadamente cerca del ojo.

 



 

 



 Tratamiento de fotorejuvenecimiento no ablativo.

 

     El término "rejuvenecimiento cutáneo" se aplica a todo procedimiento destinado a la mejora de la textura de la piel y su calidad mediante cosméticos, electroestética... Mientras que "fotorejuvenecimiento" implica el uso de luz para conseguir estas mejoras. El empleo de la LPI ha permitido ampliar el campo de sus aplicaciones clínicas desde la depilación hasta el tratamiento de las lesiones vasculares y pigmentadas.

 

 

     El fotorejuvenecimiento es una técnica no ablativa, es decir, no se produce una eliminación de las capas superficiales de la piel sino que se produce una agresión en la dermis, capa interna, sin producir alteraciones en la epidermis, capa superficial de la piel.

 

 

     Los resultados obtenidos son:

 

  • Remodelación cutánea sin ablación.
  • Eliminación de los signos epidérmicos y dérmicos de envejecimiento.
  • Reducción de telangiectasias (microcapilares o cuperosis).
  • Reducción de tamaño de los poros dando lugar a una piel sueve.
  • Alisado de la superficie cutánea y mejora de la textura de la piel.
  • Reducción de las arrugas superficiales.
  • Reducción de zonas pigmentadas.

 

 

 

Tratamiento de Acné Vulgaris.

 

     El acné es una enfermedad de un apéndice de la piel, el folículo pilosebáceo, que esta presente predominantemente en la cara, cuello y espalda. Es un problema muy común que afecta en distintos grados a la mayor parte de la población adolescente.

 

     Los efectos beneficiosos de la luz en este caso se logran a través de la terapia fotodenámica, es decir, exponiendo la bacteria Propionibacterium acnes, bacteria que provoca el acnéa una determinada longitud de onda para que aumente su actividad de producción de porfirinas que darán lugar a una citotoxina con la consecuente muerte de la bacteria.